domingo, 10 de diciembre de 2017

Fotos y notas sobre un viaje a Japón (II)

Estatua del Buda Cósmico
Después del desayuno dejamos Osaka y nos dirigimos a Koyasan (monte Koya), a unos 80 km al sur de Osaka, uno de los lugares más sagrados de Japón, centro religioso del budismo Shingon. En primer lugar, después de descalzarnos, como es habitual al entrar en un templo budista, visitamos la pagoda Daito, de color rojo anaranjado, en cuyo interior, en la parte central, se encuentra un buda dorado rodeado de columnas y pinturas; después recorrimos el conjunto de edificios que rodean este templo budista.
Más tarde estuvimos viendo el otro templo budista llamado Kongobuji, en el que cabe destacar un bonito jardín zen de piedras.
Esa tarde, después del almuerzo, recorrimos el hermoso y extenso cementerio Okunoin, el más grande de Japón, donde se encuentra el sepulcro del monje Kükai, fundador del budismo Shingon, y donde, también, se encuentran enterrados nobles, monjes, personas ricas y señores feudales que quisieron recibir sepultura en este sagrado lugar, rodeado de cedros y pinos centenarios de una altura descomunal. En muchas de las bonitas tumbas que encontramos a lo largo de un paseo de 2 km, destacaban las curiosas ofrendas en forma de baberos, gorros, capas de color rojo, flores y diversos faroles.
Durante esta jornada hizo mucho frío y nos sorprendió la nieve.










Templo kongobuji




Cementerio de Okunoin






Desde allí pusimos rumbo al monasterio de Shojoshin-in. Después de dejar los equipajes en las habitaciones, cenamos todos juntos, sentados en el suelo, cada uno lo mejor que pudo, una exquisita comida vegetariana preparada por los monjes. Dormimos en colchones sobre el tatami y a primera hora de la mañana siguiente, a las 6.30, asistimos a los rezos de los monjes del monasterio en una capilla que olía a incienso. Fue una experiencia extraordinaria, única, aun cuando en los pasillos el termómetro marcaba una temperatura de un grado bajo cero. Disponíamos de estufas en las habitaciones, y de un buen edredón con que abrigarnos por la noche, menos mal. 




Vista exterior del monasterio
Esa mañana, después del desayuno, pusimos rumbo a Nara, la capital medieval de Japón, a 42 km al sur de Kioto. Visitamos el templo Todaiji, donde se encuentra una estatua gigante de Buda, esculpida en bronce, que mide 16 m de altura, conocida como daibutsu (Gran Buda). Delante del templo se encuentra una linterna octogonal de bronce muy antigua, en realidad es una copia del original que se encuentra en un museo. Después de la visita paseamos por el parque de Nara acompañados por los famosos ciervos sika, que campan libremente por el parque y se acercan a los visitantes en busca de comida. En lugar precioso, como demuestran las fotografías siguientes.

Entrada al recinto del templo



Templo Todaiji

Linterna octogonal de bronce

Gran Buda


Imágenes del parque



Continuará...

sábado, 2 de diciembre de 2017

Fotos y notas sobre un viaje a Japón (I)

Introducción



Viaje realizado con la agencia de viajes B de travel brand durante 10 días (desde el 16 al 26 de noviembre) en grupo de 32 personas, acompañados por Paco Nadal (de El País Viajes), visitando varias ciudades importantes como Osaka (2,7 millones de habitantes), Kobe (1,5 millones de habitantes), Kioto (1,5 millones de habitantes)Tokio (13 millones de habitantes), y sus templos milenarios, palacios y monasterios.
Japón es el país más oriental de Asia, un archipiélago con más de 6800 islas y con 127 millones de habitantes. Situado en el océano Pacífico, al oeste tiene el mar del Japón, China, Corea del Norte, Corea del Sur y Rusia. Es una de las grandes potencias económicas mundiales. La moneda es el Yen, con un cambio de 1 euro por 132,35 yenes. Los precios son parecidos a los de Madrid. Posee una tasa de desempleo del 3,5 %.
El nombre Japón significa 'el origen del sol' por ello este país es conocido como 'la tierra del sol naciente'. 
Los emperadores fueron los gobernantes oficiales, pero el verdadero poder lo ejercían los gobernadores o shogunes. En el siglo XVI diversos mercaderes procedentes de Portugal, Países Bajos, Inglaterra y España llegaron a Japón y fundaron diversas misiones cristianas. A comienzos del XVII, el shogunato comenzó a sospechar de estas misiones, considerándolas precursoras de una conquista militar. Por ello ordenó el cierre de Japón a todo el mundo exterior. Este aislamiento se prolongó durante 251 años, hasta el año 1854 en el que el comodoro estadounidense Mattew Perry forzó la apertura a Occidente mediante el tratado de Kanagawa. 
Es una monarquía constitucional con una democracia parlamentaria de dos cámaras. 
El índice de natalidad es de 1,3 hijos por mujer, igual que el de España. Es el pais más longevo del mundo, seguido por el nuestro.
Las religiones mayoritarias son el budismo y el sintoísmo. Los japoneses incorporan rasgos de ambas religiones a su vida diaria. Los monjes budistas están obligados a seguir más de 250 normas; los laicos observan estos cinco preceptos: No matar, no robar, no tener una mala conducta sexual, no mentir y no ingerir sustancias tóxicas que puedan nublar la mente. 
El comportamiento en público de los japoneses es siempre correcto. Es de mala educación hablar por teléfono en la calle o en los espacios cerrados. En un comercio el dinero se entrega sobre una bandeja, no directamente en las manos. En la calle no se debe fumar, hay espacios reservados para los fumadores. No se debe saltar nunca una cola, y las hay para todo, incluso para cruzar una calle. La limpieza en calles y lugares públicos es total, es difícil ver un papel o una colilla en el suelo. 
No aceptan propinas, darla es un insulto para los japoneses.
Es un país muy seguro. No te robarán la cartera ni te engañarán en un comercio o en un taxi. 
Japón tiene un 84 % de territorio montañoso. Dedica un 14 % a actividades agrícolas y ganaderas. 
La diferencia horaria con España es de 8 horas. Cuando en Madrid son las 18 horas allí son las 2.
Posee un clima templado, lluvioso y con una alta humedad. 
Comen muchos hidratos (arroz y verduras) y pocas grasas.

Itinerario, notas y fotos

Viaje Madrid-Frankfurt-Osaka de 17 horas de duración con Lufthansa. Noche a bordo.

Llegada a Osaka y traslado a Kobe, donde visitamos una destilería de sake, bebida hecha a partir del arroz, muy popular en Japón, en la que nos hicieron ver los distintos procesos para obtener la bebida, y degustamos diversas clases de sake con moderación. Después de comer y dejar las maletas en el hotel giramos una visita nocturna por la ciudad famosa, entre otras cosas, por su carne de vaca.




   

Después de un buen desayuno bufé en el hotel salimos hacia Matsue, una ciudad situada en la región de Shimane, en el oeste de la isla Honshu, la mayor del archipiélago. 




Visitamos el museo de arte Adachi, famoso no solo por las pinturas expuestas, de Yokoyama Taikan, sino también por sus jardines, en los que destacan tres elementos importantes: el agua, la vegetación y las piedras. Y, en especial, en esta época de otoño, el color rojo de los arces. 








Esa tarde visitamos el castillo de Matsue, uno de los doce castillos de madera más antiguos que aún se conservan en Japón. Estaba lloviendo. 





Vista desde la torre

Finalizamos la jornada visitando el jardín de luces Yushien, espectacular,  y desde allí marchamos a un hotel tradicional japonés (ryokan) donde nos alojamos, cenamos y disfrutamos de un onsen, baño relajante de aguas termales, los hombres por un lado y las mujeres por otro. 



A la mañana siguiente dejamos el ryokan y nos dirigimos hacia el santuario Izumo Taisha, uno de los más antiguos y sagrados de Japón, situado en la ciudad de Taisha, a 30 km de Matsue. Se trata de un complejo de templos dedicado a Okuninushi, el dios de la buena fortuna y el matrimonio. 


Foto de boda



Desde Matsue, después del almuerzo, nos dirigimos a Osaka, donde, en primer lugar, visitamos uno de los rascacielos más interesantes de Japón, la torre Umeda, un edificio de 173 metros de altura y 40 plantas, desde cuya terraza se disfruta de una vista panorámica excepcional. Se construyó en 1993. Es el edificio que tiene forma de U invertida en la foto. 





Desde este lugar nos dirigimos al hotel y, una vez asignadas las habitaciones, fuimos en el metro hasta la zona de Dotonbori, la más popular e iluminada de Osaka, donde se encuentran cientos de restaurantes y comercios. En uno de sus restaurantes probamos la carne de Kobe asada a la parrilla por nosotros mismos. Exquisita. 






Continuará...